enero 16, 2008

¿Se pUEdE pOnEr aL TeLéfoNo JuLiO VERne, por favor?

Cuando un día cualquiera,
como hoy sin ir más lejos,
se me pone delante de las narices algo que dicen, cuentan, a veces hasta aseguran, que formará parte de lo cotidiano en el futuro me acuerdo mucho de él.



Ese si que era un tipo del futuro, su primera obra, una novela llamada París en el siglo XX acerca de un joven que vive en un mundo de rascacielos de cristal, trenes de alta velocidad, automóviles de gas, calculadores y una red mundial de comunicaciones, pero que no puede alcanzar la felicidad y se dirige a un trágico fin, fue la primera en escribir y la última en publicar, EN 1994, 89 años después de su muerte. ¿Es o no es futurible el señor Verne?



Imagínate cuando fuese contándole a sus amigos, o al loco de su sobrino que terminó pegándole dos tiros "porque sí" (no murió por los disparos, tranquilos, es que su sobrino el pobre, pues en fin...), imagínate decía cuando Julio le contaba a sus colegas...



"he escrito una novela futurista -¿¿otra vez Julio?? qué pesadito estás con tus fantasías-
en la que hay edificios que se cuelan en las nubes de lo altos que son, y unos vehículos que funcionan con gas, es la bomba
-madre mía Julio, cómo se te va la cabeza"




Porque Julio no era como Edison, que te llegaba a las 3 de la mañana y te decía "apaga las velas que vas a flipar", y entonces te enseñaba una bombilla y claro así se gana uno la confianza de los demás. Pero vaticinando sin más no es tan fácil que te hagan caso.

Me encantaría tener contacto directo, aunque fuese vía mensaje multimedia (que seguro que al señor Verne le pondría más que una simple llamada), para que me diera su versión de los vaticinios de los nuevos gurús que van enseñando sus montajes en 3D de lo que nos acompañará en nuestros paseos urbanos y que me dijera...

"esto tiene futuro César,
esto de los estadios de fútbol semiacuáticos en medio del mar
que me da a mi que va a ser un puntazo.
Pero ese rollo de los trenes sujetos al raíl por el techo, menudo pego"

Sabéis que pasa, que yo no soy Julio Verne y seguro que el ejemplo que he puesto de sus palabras seguro seguro que al final, en unos años, será justamente al revés. Ya lo veréis... ¿Se puede poner Julio?

2 comentarios:

geminisdespechada dijo...

jaja lo del WC parece peligroso, no creo que Julio tuviera tanta imaginación.. (ni siquiera él..)

césar dijo...

yo lo único que le veo de malo al wc es que como te deje con el culo mojao puedes tirarte media vida constipao...jojojo