noviembre 02, 2006

dIsPeRsiÓN

Del dibujo indescifrable por desgaste de la camiseta del acompañante de la rubia con pinta de facilona y gorra rosa de pana, a la colilla junto al retrete que delata que hoy el bar está a medio gas. Toso. De unos dardos certeros a un duende con cara de pillo, de necesitar una seta sobre la que dejarse caer. De un nombre recién pronunciado y ya olvidado, al gran clásico ¿de los ochenta? Ain´t no sunshine, pasando por los dos besos de rigor y el pensamiento secundario de necesitar de nuevo una cerveza recién abierta, fresquita, que al pasar los dedos dejes el surco que delata lo disperso que estás de la conversación, ummmmmmm...vuelvo a toser...al vacío más absoluto durante tres minutos y un golpe en la mesa cercana que descubre a dos amigas medio borrachas conjurando graciosamente contra el género masculino, y de ahí a dos noches antes, cuando ru me decía estaba cansado de ver tan pocas mujeres a su alrededor. Mi garganta parece de esparto, toso un buen rato. Tengo que decírselo, otros tres minutos y 160 caracteres despues, pido otro tercio. Ya va el tercero que mete mano a la rubia, que ahora lleva la gorra alrevés y parece estar cada vez más encantada. Me alegro por ella, yo también. Del documental de esta misma tarde...el de los hippys venidos a menos, esos que antes iban desnudos pero siempre con un porro en la mano(gran misterio para mi mente simple), al artista excéntrico que putea a su hijo sin querer por no contratar ni luz, ni agua, y plantar menos marihuana que antaño. Me duele la cabeza y el cuello de tanta tos. El chaval se quiere ir fuera porque en Ibiza no hay quien estudie, normal, me costaba a mi en Madrid... A...cuánto conocido en este garito, empezando por el camarero han sido por ahora unos ocho en cuatro horas. Está claro que si queremos intimidad algún día tendremos que irnos más lejos. Este resfriado me tiene molido, ¿dónde tendré los pañuelos?. ¿Nos vamos? mejor, me apetece escribir un rato. Abrazos, muchos abrazos, ¿nos vamos? cuéntame un par de cosas que no tengo claras y despues de dieciocho preguntas, decidimos dejar todo esto aparte. Nos vamos, vaya, yo por lo menos.Una última tosecilla, ayyyyyyyy que malito estoy, ¡hasta mañana! La gorra rosa por los suelos y su dueña dándose el lote con el primero que la magreó, menudo despendole. Qué bien.

4 comentarios:

Segundonombre FATAL dijo...

Dispersión total, pero ves que bien? Mira que post más saleroso te ha quedao, deben ser los 2.543.728 abrazos que iban y venían...

césar dijo...

ummmmmmm, que agustito se está en un abrazo, por breve que sea. Este post es una noche en mi cabeza!!

Anónimo dijo...

Qué rabia haberme perdido tal noche!!

...aunque me queda la sensacion de que me la perdí solo a medias...(?¡?)

:P

bravo! hiciste bien en retirarte a tiempo, a esas alturas de la noche la rubia ya te miraba con ojos de ratona por encima del hombro de aquel... "primero".

y cuidate esa tos, que no puede ser buena!

césar dijo...

buahhh!
no t perdiste nada, fui yo el que lo perdí todo y no estuve en nada.
Y de lo de la rubia...tiraba los dardos como quien tira una piedra para desgraciar un carnero, estaba mucho mejor con su rebaño, dónde va a parar!!
La tos ya está casi liquidada!!!
Besitos