noviembre 07, 2007

noStaLgia de pUpiTre

Separa las manos acariciando la superficie de la mesa. Nota una pequeña muesca a medio recorrido con la mano izquierda mientras con la derecha echa un pelo al suelo.

Se agarra a los bordes de la mesa, como si se fuese a caer de la silla. Evita mirar los papeles que tiene enfrente y se concentra en el capuchón del bolígrafo, mordido por anteriores encuentros....habrá que ponerse...en breve.

Cuanta más simetría haya encima de la mesa más cerca está el momento. Por eso deja que los folios se desparramen unos encima de los otros; que el clip, el lápiz, el cuaderno, el móvil jueguen a polis y ladrones, que la ventana le muestre los cambios que en cualquier otro momento serían despreciables...

habrá que ponerse a recogerlo todo y volver a empezar de nuevo.

2 comentarios:

divagaciones arantxistas dijo...

Qué bueno recordar la tibieza de algunos momentos...
Salud!

césar dijo...

Y que bueno compartirla contigo.
salud!